Soluciones de propulsion

El diseño de una planta de propulsión diésel – eléctrica difiere mucho de un buque a otro.
La gran variedad de tipos de barcos y sus diferentes perfiles de operación, fuerzan a analizar cada caso por separado.
Las ventajas de una propulsión diésel – eléctrica se pueden resumir como las siguientes:

  • Maniobrabilidad
  • Ahorro de combustible
  • Costes de mantenimiento reducidos
  • Reducción de emisiones
  • Vibraciones más bajas, lo que se traduce en un mayor confort a bordo
  • Optimización en el diseño de la planta (reducción de espacio)
  • Flexibilidad en la elección del núm. y potencia de generadores

El perfil de operación de un barco es la clave para el diseño de su planta de propulsión.
MAIN SOLUTIONS ofrece distintos niveles de integración, desde generadores de cola funcionando a velocidad variable, hasta sistemas completos de propulsión diésel – eléctrica.